Melanoma 2b

El melanoma en el estadio 2b mide entre 2 y 4 mm de espesor y está ulcerado. O es más grueso de 4 mm y no está ulcerado. El melanoma se encuentra sólo en la piel y no hay ninguna señal de que se haya diseminado a los ganglios linfáticos u otras partes del cuerpo.

Melanoma 2b

El melanoma en la etapa 2c mide más de 4 mm de espesor y está ulcerado. El melanoma se encuentra sólo en la piel y no hay ninguna señal de que se haya diseminado a los ganglios linfáticos u otras partes del cuerpo.

La mayoría de los tumores en estadio 2 se puede curar con cirugía.

En el estadio 2 del melanoma el tumor ha crecido en tamaño desde el estadio 1. También puede haberse diseminado a los ganglios linfáticos cercanos. La cirugía para extirpar el tumor canceroso es la estrategia habitual de tratamiento. El médico también puede ordenar una biopsia de ganglio linfático centinela para determinar la progresión del cáncer.

La tasa de supervivencia de cinco años para la etapa 2a es el 81 por ciento y el 70 por ciento para la fase 2b. Las tasas de supervivencia a 10 años son el 67 por ciento para la etapa 2a y el 57 por ciento para la fase 2b, según la Sociedad Americana del Cáncer.

Tratamiento

El primer tratamiento para tratar el melanoma es la cirugía. En ella, se extirpa el melanomoa. A continuación, el paciente vuelve a someterse a una nueva cirugía llamada una escisión local amplia. En esta operación se elimina más tejido para disminuir el riesgo de que el melanoma regrese en el futuro.

Para el melanoma en estadio 2b, cuando mide entre 2 y 4 mm de profundidad el cirujano eliminará de 2 a 3 cm de tejido alrededor del mismo. Si tiene una profundidad superior a 4 mm, el cirujano eliminará al menos 3 cm de tejido a su alrededor.

Entre el 40 y el 70% de los melanomas en las etapas 2B y 2C regresan. La tasa de regreso del melanoma depende de lo profundamente que éste se haya ido introduciendo en la piel, si se ha ulcerado, y si se ha diseminado a los tejidos circundantes o a los ganglios linfáticos. Tu propio médico te dará información sobre el riesgo de que tu melanoma vuelva.

Biopsia del ganglio centinela

Al mismo tiempo que se realiza la escisión local amplia, el médico puede hacerte una prueba llamada biopsia del ganglio centinela (BGC). En ésta se utiliza un tinte para saber si las células del melanoma se han diseminado a un ganglio cercano. Si al introducir el tinte, el glanglio más cercano se tiñe, el cirujano extirpará ese primer ganglio para examinarlo bajo microscopio. Si el ganglio resulta tener células del melanoma, es posible que tenga que extirpar más ganglios.

Extracción de los ganglios linfáticos

La eliminación de los ganglios linfáticos puede ser una gran operación. El tipo de cirugía que se realice dependerá del lugar donde se encuentre el melanoma primario. Los grandes grupos de ganglios linfáticos se encuentran en el cuello, axilas e ingles.

Así, por ejemplo, si tienes un melanoma en tu pierna, se extirparán los nódulos linfáticos de la ingle del mismo lado. Si tuvieras un melanoma en el cuero cabelludo o en la cabeza, los ganglios linfáticos del mismo lado del cuello serían lo que deberían eliminarse.

Hay algunos efectos secundarios de este tipo de cirugía. Es probable que sientas un poco de dolor después de la operación. Esto debería mejorar a medida que el área sana. Pero unas pocas personas (menos de uno de cada diez) sufren un dolor persistente después de este tiempo, sobre todo si se extirpan los ganglios linfáticos del cuello.

Melanoma estadio 2b

La rigidez del hombro y el dolor son los problemas más comunes después de que se hayan extirpado los ganglios linfáticos de las axilas. Puedes encontrar dificultad para mover tu brazo con tanta libertad como lo hacías antes de la cirugía.

Tratamiento después de la cirugía

El tratamiento después de la cirugía para evitar que el cáncer vuelva a aparecer se llama tratamiento adyuvante. Estos tratamientos pueden incluir quimioterapia y terapia biológica.

Por desgracia, se sabe muy poco acerca de cuál es el mejor tratamiento adyuvante para el melanoma. Exsite un tipo de terapia biológica llamada Interferón que se ha utilizado ampliamente para tratar de evitar el regreso de los melanomas en las etapas 2 o 3. A pesar de que puede ayudar a detener el regreso del melanoma en un pequeño número de personas, también causa efectos secundarios tales como cansancio y depresión. Los efectos secundarios pueden disminuir la calidad de vida del paciente. Se necesita más investigación para averiguar si hay una mejor manera de utilizar el interferón como tratamiento adyuvante para el melanoma.

Actualmente hay ensayos clínicos en marcha para tratar de averiguar el mejor método de tratamiento.