Melanoma estadio 1

El melanoma en estadio I se trata mediante una biopsia de escisión amplia (cirugía para extirpar el melanoma, así como un margen de piel normal a su alrededor). La cantidad de piel normal eliminada depende del grosor del melanoma, pero debe superar los 2 cm de piel alrededor del melanoma. Unas márgenes más amplios hacen que la curación sea más difícil y no se ha encontrado que ayude a los pacientes a vivir más tiempo.

Melanoma estadio 1

Algunos médicos pueden recomendar la biopsia del ganglio linfático centinela, especialmente si el melanoma se encuentra en el estadio Ib o tiene otras características que lo hacen más probable que se pueda diseminar a los ganglios linfáticos. Esta es una opción que tu médico y tú debéis hablar.

Si la biopsia de ganglio linfático centinela es positiva, a menudo, se recomienda una disección de los ganglios linfáticos (extirpación de todos los ganglios linfáticos cercanos al cáncer), pero no está claro que esto pueda mejorar la supervivencia. Algunos médicos pueden recomendar un tratamiento adyuvante (adicional) con interferón después de la cirugía de los ganglios linfáticos.

Los melanomas muy tempranos se dice que están en la etapa 1 en el sistema numérico de la puesta en escenam del melanoma. Esto significa que son más finos que 2 mm o que tienen un espesor menor de 1 mm, pero han roto la superficie de la piel (un área ulcerada). No se han extendido al resto del cuerpo. Las posibilidades de extensión de un melanoma diagnosticado en una estapa muy temprana son bajas. El melanoma no ha crecido lo suficiente en la piel para permitir que las células de melanoma que se separen y se extiendan.

El riesgo de extensión aumenta a medida que el melanoma crece y se hace más grueso o si la superficie está ulcerada. Los médicos pueden utilizar las escalas de espesor tumoral para saber el riesgo del paciente de recurrencia del cáncer.

Como ya hemos comentado, el melanoma en la etapa 1 generalmente se trata mediante la eliminación del melanoma, junto con una pequeña área de la piel circundante. Esta operación se realiza con anestesia local. El médico envía este tejido al laboratorio para comprobar si es o no un melanoma.

Si es un melanoma, tendrás que someterte a una segunda operación para extirpar un área más grande de tejido sano alrededor de donde estaba el melanoma. La extracción del tejido circundante se llama escisión local amplia. Este es el único tratamiento que se utiliza, siempre y cuando, los médicos estén seguros que se ha eliminado todo el tejido con melanoma.

El cirujano generalmente elimina entre 1 cm y 2 cm de tejido alrededor del melanoma. Los centímetros que se eliminen de tejido sano, depende del grosor del melanoma. Nunca que extirpa más de 2 cm de tejido sano, ya que se ha demostrado que no sirve para tratar el melanoma, además hace que la herida tenga una más difícil curación. Esta cirugía se realiza con anestesia local.

Si el médico cree que debe hacer una prueba para comprobar los ganglios linfáticos, aprovechará la ocasión para hacerlo todo a la vez. La prueba utilizada en estos casos se llama biopsia del ganglio linfático centinela.

Melanoma etapa 1

Después del tratamiento

Si has tenido un melanoma en etapa 1a y ya te lo han extirpado, por lo que en principio, ya estás curado, el médico programará una cita contigo para mostrarte los signos que debes buscar para reconocer una reindicencia en la enfermedad. Además de los auto-examenes regulares, deberás quedar con tu médico de 2 a 4 veces para un seguimiento en la consulta externa durante el año siguiente. Después de esto, si todo ha ido bien, el médico te dará el alta médica.

Si has tenido un melanoma en la etapa 1B y ya te lo han extirpado completamente, el médico también querrá quedar contigo para mostrarte los signos que puedes ver en tu piel que te hagan sospechar que el melanoma ha regresado a tu cuerpo. Además de los auto-exámenes rutinarios, el médico programará una cita cada 3 meses durante 3 años. Pasados estos 3 años, tendrás que asistir una cita en la consulta externa cada 6 meses durante otros 2 años más.

Protección de la piel

El personal de la clínica también te explicará cómo proteger tu piel del sol. Una vez que has sido diagnosticado y tratado de melanoma, ya no debes tomar el sol o utilizar camas solares. Esto es muy importante, ya que tu riesgo de desarrollar otro melanoma es más alto que la media de la población.