Melanoma interno

El melanoma es conocido como "la forma más letal de cáncer de piel", ya que representa el 77% de todas las muertes por cáncer de piel. El melanoma puede diseminarse rápidamente y con la excepción de algunas formas raras de cáncer de piel, es el cáncer con más posibilidades de propagación a los ganglios linfáticos y los órganos internos de la piel. El melanoma también puede reaparecer después del tratamiento.

Melanoma interno

Por estas razones, todos pacientes tratados de melanoma deben seguir unas rutinas de:

  • Exámenes por un dermatólogo.
  • Autoexámenes de la piel.

Acerca de la recurrencia

En caso de que el melanoma resurja, éste se repetirá en una de las siguientes formas:

  • Recidiva local. El melanoma que se desarrolla en o cerca del lugar donde el melanoma primario fue eliminado por completo se llama "recurrencia local". La recurrencia es a menudo una indicación de que el tumor ha hecho metástasis. Los pacientes con un melanoma localmente recurrente después de haber eliminado el tumor primario, tienen una baja tasa de supervivencia. La recidiva local puede ocurrir después de que hayan pasado meses o años de la extirpación quirúrgica del tumor primario.
  • Segundo primario. Un "segundo primario" se define como un nuevo melanoma que se desarrolla en otra zona del cuerpo del paciente, ya sea simultáneamente o después de la eliminación completa del tumor primario. Todos los pacientes que han tenido melanoma tienen riesgo de desarrollar un segundo tumor primario. Este riesgo aumenta si tienes lunares atípicos (nevos displásicos) o antecedentes familiares de melanoma. Es vital que cualquier persona que haya tenido melanoma continue sometiéndose a los auto-exámenes y programe citas periódicas con un dermatólogo para exámenes regulares de la piel de todo el cuerpo. La detección temprana aumenta la probabilidad de que el segundo primario sea detectado cuando se encuentra en una etapa temprana y curable.
  • Recurrencia en un sitio distante. La recurrencia en un sitio distante se conoce como "melanoma metastásico", significa que el cáncer se ha diseminado.

Acerca de la metástasis

La metástasis es un riesgo para cualquier persona que haya sido tratada para el melanoma. Sin embargo, cuando el melanoma primario (tumor original) es fino (menos de 1 milímetro de espesor), la extirpación quirúrgica ofrece una curación completa en el 95% de los pacientes debido a que el melanoma tiende a ser confinado a las capas superiores de la piel y no es probable que se haya propagado. Esto no significa que puedas ser laxo sobre los auto-exámenes y los chequeos regulares. El 5% de los melanomas fino no se curan completamente, por lo que es extremadamente importante realizar auto-exámenes regulares de la piel y de los ganglios linfáticos y mantener todas las citas al día para los chequeos.

Cuando tu médico sospecha que el melanoma se ha propagado, se llevarán a cabo unas pruebas de diagnóstico para determinar si el cáncer se ha diseminado y hacia dónde. Los exámenes utilizados para determinar si el melanoma se ha propagado incluyen análisis de sangre, radiografías y otros estudios de imagen. El dermatólogo o el oncólogo determinarán las pruebas de diagnóstico que se necesitan.

Cuando las células de melanoma se han diseminado desde el tumor primario, primero pasan a través del canal linfático más cercano al melanoma. Una vez que el melanoma se ha propagado a los ganglios linfáticos regionales (nodos más cercanos al tumor), existe el riesgo de que el melanoma se haya diseminado a sitios distantes (otros ganglios linfáticos y órganos). Una vez que el melanoma se ha propagado a sitios distantes, éste se encuentra en la etapa IV. El tratamiento en el estadio IV puede incluir la extirpación quirúrgica selectiva, quimioterapia, inmunoterapia y radioterapia. Sin embargo, el pronóstico es malo, y a menundo, una insuficiencia en los órganos causa la muerte. Es importante saber que algunas personas sobreviven al melanoma en la etapa IV.

En el estadio IV, el melanoma puede hacer metástasis a órganos en casi todas las partes del cuerpo. Sin embargo, las células cancerosas no disparan al azar en todas las direcciones. Cada tipo de cáncer (mama, páncreas, etc.) tiene una fuerte probabilidad de que se extienda a ciertos sitios con más frecuencia que otros. La siguiente tabla muestra las zonas dónde es más probable que viaje el mélanoma una vez de que se extienda a los órganos.

Metástasis del melanoma
Órgano Probabilidad de difusión al órgano
Piel (otras áreas de la piel), tejido subcutáneo y los ganglios linfáticos 50-75%
Pulmones y el área entre los pulmones 70-87%
Hígado 54-77%
Cerebro 36-54%
Huesos 23-49%
Tracto gastrointestinal 26-58%
Corazón 40-45%
Páncreas 38-53%
glándulas suprarrenales 36-54%
Riñones 35-48%
Tiroides 25-39%


Por qué el melanoma se propaga a órganos específicos

Mientras que los científicos saben dónde es más probable que se propague el melanoma, no está claro por qué los diferentes tipos de cáncer son más propensos a desarrollar metástasis en sitios específicos. Los científicos tienen tres hipótesis:

  • Las células cancerosas colonizan indiscriminadamente en cualquier sitio lejano, pero se multiplican sólo en aquellos sitios que tienen factores de crecimiento celular apropiados.
  • Las células cancerosas se "pegan" en sitios específicos.
  • Las células cancerosas son atraídas selectivamente a sitios específicos de moléculas de órganos específicos, un proceso llamado "quimioatracción".
Melanoma en órganos internos

Un estudio publicado en 2001 analizó el cáncer de mama y el melanoma, ya que ambos tipos de cáncer tienden a diseminarse a los ganglios linfáticos, los pulmones, el hígado y los huesos. Los investigadores encontraron que las moléculas quimioatrayentes de órganos específicos llamados "quimiocinas" que se liberaban de diversos órganos, tendían a atraer a las células cancerosas circulantes, metastatizando así, un sitio específico. La tendencia de la propagación del melanoma a la piel está correlacionada con la presencia de una quimiocina específica de la piel y un alto nivel de los correspondientes receptores de quimioquinas en las células de melanoma. Los investigadores encontraron que las células de melanoma tenían muchos más receptores de quimiocinas que las células no afectadas por el cáncer.

¿Por qué los exámenes de seguimiento son tan importantes?

Es importante que los pacientes sepan que el melanoma se puede propagar "en silencio", lo que significa que el paciente no experimentará síntomas. Esto hace que los exámenes de seguimiento sean vitales. Asegúrate de realizarte auto-exámenes regulares de la piel y de los ganglios linfáticos según las instrucciones y mantén todas las citas dermatológicas al día para los exámenes de seguimiento.