Melanoma acral lentiginoso

El melanoma lentiginoso acral es tipo de melanoma que surge en las palmas de las manos, en las plantas de los pies o alrededor de la uña del dedo gordo. Este tipo de melanoma es raro, y también puede crecer bajo las uñas. Es mucho más común en los pies que en las manos y es el tipo más común de melanoma en personas de piel oscura.

Melanoma acral lentiginoso

¿Qué es el melanoma lentiginoso acral?

El melanoma lentiginoso acral es una forma de melanoma que se caracteriza por su lugar de origen: palma de la mano, planta del pie o debajo de las uñas (melanoma subungueal). Es más común en los pies que en las manos. Puede aparecer de repente en la piel con apariencia normal o puede desarrollarse dentro de un nevus melanocítico existente (lunar).

El melanoma lentiginoso acral comienza como una mancha plana de piel decolorada que lentamente se va ampliando. Al principio, las células malignas permanecen dentro del tejido de origen, la epidermis. Esta es la fase "in situ" del melanoma, que puede persistir durante meses o años.

El melanoma lentiginoso acral se convierte en invasivo cuando las células de melanoma cruzan la membrana basal de la epidermis y las células malignas entran en la dermis. Puede desarrollarse un rápido crecimiento del melanoma nodular dentro del melanoma lentiginoso acral y proliferar más profundamente dentro de la piel.

¿Quién puede desarrollar un melanoma acral lentiginoso?

El melanoma lentiginoso acral es relativamente raro en comparación con otros tipos de melanoma. No hay conexión con el color de la piel (fototipo) y se produce a tasas iguales en piel blanca, morena o negra. El melanoma lentiginoso acral representa el 29-72% de melanoma en personas de piel oscura, pero menos del 1% de melanoma en personas de piel clara, ya que son más propensas a tipos de melanoma inducidos por el sol, como el melanoma de extensión superficial y el melanoma lentigo maligno.

El melanoma lentiginoso acral es igualmente común en hombres y mujeres. La mayoría surgen en las personas mayores de 40. La causa o causas del melanoma lentiginoso acral son desconocidas. No está relacionado con la exposición al sol.

¿Qué significa la aparición del melanoma lentiginoso acral?

El melanoma lentiginoso acral en las palmas, las plantas de los pies o los dedos de manos y pies comienza como un parche descolorido en la piel que va creciendo. A menudo, la gente piensa en un principio que es una mancha. También puede ser amelanótico (no pigmentado, por lo general de color rojo). Al igual que otras formas planas de melanoma, se puede reconocer por la regla ABCDE: Asimetría, Bordes irregulares, variación de Color, Diámetro de gran tamaño y Evolución.

Las características del melanoma lentiginoso acral incluyen:

  • Gran tamaño: > 6 mm y con frecuencia varios centímetros o más de diámetro en el diagnóstico.
  • Pigmentación variable: lo más común es una mezcla de marrón y colores azul grisáceo, negro y rojo.
  • Superficie suave al principio, después va volviéndose más espesa con una superficie irregular que puede estar seca o verrugosa.
  • Ulceración o sangrado.

Melanoma subungueal

Cuando surge un melanoma lentiginoso acral en la región de las uñas, que se conoce como melanoma de la unidad de la uña. Si comienza en la matriz (área de crecimiento de las uñas), se denomina melanoma subungueal. Puede presentar decoloración difusa o banda longitudinal pigmentada irregular en la superficie de la uña. El melanoma avanzado destruye la superficie de la uña por completo. Puede ser amelanótico.

¿Cuál es la causa del melanoma lentiginoso acral?

El melanoma lentiginoso acral se debe al desarrollo de las células malignas de pigmento (melanocitos) a lo largo de la capa basal de la epidermis. Estas células pueden surgir de un nevus melanocítico existente o más a menudo de la piel previamente de aspecto normal. Lo que provoca que los melanocitos se conviertan en malignos, todavía se desconoce, pero se trata de mutaciones genéticas.

¿Qué pruebas se deben realizar?

Dermatoscopia

La dermatoscopia, o el uso de un dermatoscopio, por un dermatólogo u otro médico entrenado en su uso puede ser muy útil para distinguir el melanoma lentiginoso acral de otras lesiones de la piel, en particular:

  • Nevos melanocíticos (lunares).
  • Verrugas víricas.
  • Sangrado, es decir, hemorragia subcorneal o hematoma subungueal.

Las características dermatoscópicas observadas con mayor frecuencia de melanoma lentiginoso acral son:

  • Estructura y colores asimétricos.
  • Patrón de cresta en la distribución del pigmento.
  • Estructuras azules-grisáceas.

Biopsia

Si la lesión cutánea es sospechosa de melanoma lentiginoso acral, lo mejor es cortar (biopsia por escisión). Es mejor evitar una biopsia parcial, excepto en las lesiones inusualmente grandes. Una biopsia incisional o punzonal podía captar sólo una parte del melanoma procedente de un nevus preexistente. Sin embargo, a veces, si la lesión es muy grande, antes de realizar una cirugía significativa, se realiza una biopsia para confirmar el diagnóstico. La biopsia de una lesión sospechosa de melanoma lentiginoso acral debe eliminar una larga elipse de piel, o se deben tomar varias muestras de varios sitios, ya que en un solo sitio podía faltar un foco maligno.

El diagnóstico patológico del melanoma puede ser muy difícil. Las características histológicas del melanoma lentiginoso acral incluye proliferación asimétrica de melanocitos en la unión dermo-epidérmica.

Informe de Patología

El informe del patólogo debe incluir una descripción macroscópica de la muestra y el melanoma (a simple vista), y una descripción microscópica.

  • El diagnóstico de melanoma primario.
  • Espesor de Breslow más cercano a 0,1 mm.
  • Nivel de invasión de Clark.
  • Márgenes de la escisión, es decir, el tejido normal alrededor del tumor.
  • Índice mitótico, una medida de la rapidez con que las células están proliferando.
  • Si existe o no ulceración.

El informe también puede incluir comentarios sobre el tipo de célula y su patrón de crecimiento, invasión de los vasos sanguíneos o los nervios, respuesta inflamatoria, regresión y si hay un nevus asociado (lunar original).

¿Cuál es el espesor de Breslow?

Se informa del espesor de Breslow para los melanomas invasivos. Se mide en milímetros verticalmente desde la parte superior de la capa granular (o base de ulceración superficial) hasta el punto más profundo de la implicación del tumor. Es un fuerte predictor de los resultados; los melanomas más gruesos tienen más probabilidades de metastatizar (diseminación).

¿Cuál es el nivel de invasión de Clark?

El nivel de Clark indica el plano anatómico de la infiltración.

  • Nivel 1: Melanoma in situ.
  • Nivel 2: El melanoma ha invadido la dermis papilar.
  • Nivel 3: El melanoma ha llenado dermis papilar.
  • Nivel 4: El melanoma ha invadido la dermis reticular.
  • Nivel 5: El melanoma ha invadido el tejido subcutáneo.

Contra más profundo sea el nivel de Clark, mayor es el riesgo de metástasis (diseminación secundaria). Es útil en la predicción de resultados en los tumores finos, y menos útil para los más gruesos en comparación con el valor del espesor de Breslow.

Melanoma lentiginoso acro

¿Cuál es el tratamiento para el melanoma lentiginoso acral?

El tratamiento inicial de un melanoma primario es eliminarlo; la lesión debe ser extirpada completamente con un margen de 2-3 mm de tejido normal. El tratamiento adicional depende principalmente del espesor Breslow de la lesión.

Dependiendo de la cirugía, el paciente puede requerir un colgajo o injerto para cerrar la herida. En el caso de melanoma acral lentiginoso y subungueal, esto puede incluir la amputación parcial de un dígito. De vez en cuando, el patólogo puede reportar una extirpación incompleta del melanoma, a pesar de los amplios márgenes. Esto significa una nueva cirugía o radioterapia para asegurarnos que el tumor ha sido eliminado por completo.

Si los ganglios linfáticos locales están agrandados debido al melanoma metastásico, deben eliminarse por completo. Esto requiere un procedimiento quirúrgico, por lo general bajo anestesia general. Si no se agrandan, pueden ser examinados para ver si hay alguna propagación microscópica de melanoma. La prueba se conoce como una biopsia del ganglio centinela.

Después de los tratamientos, el paciente debe someterse a un seguimiento para detectar recurrencias tempranas.