Melanoma ungueal

El melanoma de la unidad ungueal suele ser una variante del melanoma acral lentiginoso (melanoma que surge en las palmas de las manos y plantas de los pies). Hay otros tipos de melanoma que rara vez surgen bajo las uñas, estos son el melanoma nodular y el melanoma desmoplásico.

Melanoma ungueal

El melanoma de la unidad ungueal suele afectar a las uñas de las manos o de los pies, así que puede estar involucrado cualquier dedo. El término incluye:

  • Melanoma subungueal: melanoma procedente de la matriz de la uña.
  • Melanoma ungueal: melanoma que se origina de debajo de la superficie de la uña.
  • Melanoma periungueal: melanoma que se origina a partir de la piel junto a la placa de la uña.

Quién puede desarrollar un melanoma en las uñas

El melanoma de la unidad ungueal es poco frecuente, representa sólo el 1% de los melanomas en personas de piel blanca. Surgen en personas de todas las razas, cualquiera que sea su color de piel. Aunque no es más común en la piel oscura que en la piel blanca, sí que es el tipo más común de melanoma diagnosticado en personas muy pigmentadas. Se diagnostica entre las personas con edades comprendidas entre 40 y 70 años.

No se cree que sea debido a la exposición al sol. Un trauma puede ser un factor, lo que representa una mayor incidencia en el dedo gordo del pie y el pulgar.

Apariencia del melanoma ungueal

El melanoma subungueal a menudo comienza como una banda de pigmento visible en la longitud de la lámina ungueal (melanoniquia). Durante semanas o meses, la banda de pigmento:

  • Crece, especialmente en el extremo proximal (cutícula).
  • Se vuelve más irregular en la pigmentación incluyendo el color marrón claro y marrón oscuro.
  • Se extiende involucrándose en el pliegue ungueal adyacente (signo de Hutchinson).
  • Puede desarrollar un nódulo, ulcerarse o sangrar.
  • Puede causar adelgazamiento, grietas o deformación de la lámina ungueal (distrofia ungueal).

Sin embargo, hasta la mitad de todos los casos de melanoma subungueal es amelanótico (no pigmentadas). El melanoma ungueal puede formar un nódulo bajo la superficie de la uña, levantándola (onicolisis). A veces puede parecer una verruga (verrucoso). Por lo general es indoloro, pero el tumor avanzado invade el hueso subyacente, lo que puede causar dolor severo.

Diagnóstico del melanoma ungueal

El melanoma subungueal puede sospecharse clínicamente debido a una gran (> 3 mm) banda nueva o cambiante de pigmento en una sola uña. El examen dermatoscópico puede revelar más detalles que muestran líneas pigmentadas de color variante, el ancho y el espaciado. Estas líneas tienden a perder su tendencia habitual para funcionar en paralelo entre sí a lo largo de la longitud de la uña. El melanoma ungueal forma un bulto no pigmentado debajo de la superficie de la uña, lo que implicaría la destrucción.

El diagnóstico de melanoma se confirma por la biopsia de la matriz de la uña y el lecho ungueal. Puede ser un diagnóstico difícil que requiere un examen por expertos dermatólogos. El patólogo debe informar si el melanoma es in situ o invasivo. La descripción del melanoma invasivo debe incluir su espesor en milímetros y qué nivel de tejido ha sido invadido.

Melanoma subungueal

Si el diagnóstico clínico es de hematoma subungueal (una marca de color púrpura debajo de la uña por sangrado o moretones), la uña puede ser observada durante algunas semanas. Las uñas de apariencia normal deben crecer detrás de la marca. La dermatoscopia es útil, cuando el hematoma no se ajusta al patrón del melanoma subungueal. Sin embargo, se debe recordar que el melanoma puede sangrar.

A menudo se consideran otros diagnósticos, entre los que se incluyen la onicomicosis (infección por hongos), paroniquia, granuloma piógeno y el carcinoma de células escamosas.

Tratamiento del melanoma ungueal

El melanoma debe extirparse quirúrgicamente. Esto requiere la eliminación de toda la uña. A veces, debe amputarse un extremo del dedo o el pie.

Algunos pacientes pueden someterse a una biopsia del ganglio centinela para determinar si el melanoma se ha propagado a los ganglios linfáticos cercanos.

Pronóstico para los pacientes con melanoma en las uñas

El principal factor asociado con el riesgo de propagación del melanoma (metástasis) y la muerte es el grosor del melanoma en el momento de la extirpación completa del tumor primario. El retraso en el diagnóstico es común con melanoma subungueal, especialmente cuando afecta a la punta, y algunos de estos tumores ya se han propagado en el momento del diagnóstico.

La tasa de supervivencia a 5 años es muy variada del 16% al 87%, dependiendo del estadio del melanoma.